Skip to content
Los accidentes de colisión trasera ocurren cuando un vehículo automotor golpea a otro por detrás y se encuentran entre los tipos más comunes de accidentes automovilísticos. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), de los 6 millones de accidentes automovilísticos registrados en las carreteras de los EE. UU. Cada año, casi el 40% son colisiones traseras. Desglosando el porcentaje  en promedios, es un accidente cada 8 segundos.Dado que una colisión implica velocidades lentas y daños mínimos a los automóviles, la víctima a veces no recibe una compensación adecuada. Algunos incluso argumentan que las lesiones de la víctima son unicamente leves y no requieren atención médica. Sin embargo, este argumento puede ser incorrecto ya que las lesiones resultantes podrian ser peligrosas. Los estudios han demostrado que el latigazo cervical es la lesión más común sufrida en un accidente automovilístico de choque trasero, y a veces no se manifiesta hasta después de varias horas o incluso días después del accidente.

Si usted o un miembro de su familia han resultado lesionados en un accidente de colisión trasera en Tennessee, debe buscar la orientación y el asesoramiento de un abogado experimentado en accidentes de colisión trasera de Nashville. Esto es para proteger sus derechos y ayudarlo a comprender mejor todas las opciones legales disponibles.

Causa número 1 de colisiones traseras

La causa más común de un accidente de colisión trasera es seguir demasiado de cerca, o lo que se conoce como tailgating. Cuando los conductores no dan un amplio espacio entre ellos y el vehículo que está delante, no hay tiempo suficiente para detenerse y evitar chocar contra ese automóvil. Debido a este hábito, la falla casi siempre se coloca en el conductor que estaba en la parte trasera.

Enfrenar sorpresivamente, por otro lado, puede ser causado por muchas razones. Conducir distraído, cuando el conductor está usando un dispositivo de mano como un teléfono celular o se agacha para recoger algo o juguetear con la radio.

Algunas otras causas de colisiones traseras incluyen exceso de velocidad, conducir bajo la influencia de drogas o alcohol, conducir somnoliento o cansado e ignorar el mal clima y las condiciones del camino.

En la mayoría de estas circunstancias, la falla generalmente se coloca en el conductor del vehículo trasero. Sin embargo, hay casos en que la falla recae en el conductor del automóvil que está en la parte delantera. Instancias como que el conductor delantero se detiene repentinamente sin razón aparente, el conductor delantero realiza un cambio o giro ilegal o inseguro del carril, el automóvil delantero tiene luces de freno rotas o que no funcionan, o un accidente trasero que involucra a 3 vehículos en los que el tercer automóvil choca contra el segundo auto con la fuerza suficiente para enviarlo al primer auto también.

Lesiones más comunes en colisiones traseras

La lesión número 1 más común en colisiones traseras es el latigazo cervical. Es un tipo de lesión en el cuello causada por un movimiento violento repentino de la cabeza hacia adelante, hacia atrás o hacia los lados. Se caracteriza por dolor de cuello, rigidez, dolores de cabeza, espasmos musculares y dolor en los hombros y brazos.

Puede ser un poco difícil de diagnosticar porque los síntomas pueden tardar varias horas o incluso días antes de desarrollarse y pueden empeorar a medida que pasan los días. Si bien generalmente no es una lesión potencialmente mortal, puede conducir a un período prolongado de discapacidad parcial.

Algunas personas han sugerido que el latigazo cervical, en algunos casos, no es tanto como una lesión fisiológica, sino más bien una imaginada, diseñada para obtener más ganancias monetarias para la víctima. Los estudios han desacreditado esta noción y han demostrado que el latigazo cervical es una condición real con síntomas reales que requieren atención médica real.

Otras lesiones causadas por choques posteriores incluyen lesiones faciales causadas por explosiones de bolsas de aire, lesiones cerebrales traumáticas, huesos rotos, laceraciones y contusiones, parálisis y lesiones de la médula espinal, como discos herniados y fracturas por compresión. La gravedad de estas lesiones depende de la fuerza del impacto y de si la víctima lleva puesto el cinturón de seguridad o no.

Compensación bajo la ley de negligencia comparativa de Tennessee

En una colisión trasera, debe probar la culpa del otro conductor para recuperar la compensación. Debe presentar una copia del informe policial, obtener información de los testigos, trabajar con expertos en recreación de accidentes y mantener registros de todos los informes y gastos médicos. Si la investigación revela que el otro conductor es 100% culpable, recibirá una compensación por todas las facturas médicas, económicas y no económicas, e incluso daños punitivos, si corresponde.

Sin embargo, según la Ley de Negligencia Comparativa de Tennessee, su compensación se reducirá según el porcentaje de falla que tenga en el choque. Si una investigación determina que su negligencia contribuyó al accidente en un 10%, su compensación se reducirá en un 10%. Por ejemplo, si se le otorgaron $ 50,000 en daños y su culpa fue del 10% por el accidente, recibirá solo $ 45,000 en daños. Si una de las partes tiene la culpa del 50%, ninguna de las partes puede recuperar los daños.

Presentar un reclamo de compensación

Las compañías de seguros ganan dinero al recibir pagos de primas e invertir fondos y pierden dinero al pagar reclamos. Cuando se les presenta un reclamo de compensación, harán todo lo posible para repartir la menor cantidad de dinero posible. Algunos hablarán con usted incluso antes de que lo vean profesionales médicos y le ofrezcan una cantidad ridículamente baja de dinero que apenas puede cubrir sus gastos. Algunos retrasarán la liquidación, negarán un reclamo o incluso le echarán la culpa a usted o a otro para evitar pagar una indemnización. Incluso pueden engañarlo para que acepte un acuerdo sin ninguna explicación.

Es fundamental que presente su reclamo de seguro lo antes posible para garantizar el máximo éxito. El tiempo es esencial en los casos de lesiones personales. También es extremadamente importante que evite discutir los detalles de su caso con compañeros de trabajo, asociados, amigos o incluso representantes de compañías de seguros antes de hablar con su abogado de lesiones personales. Todo lo que diga puede usarse en su contra más tarde, así que recuerde que el silencio es la mejor via.

Nuestros abogados de accidentes de colisión trasera de Nashville pueden ayudarlo, ya que nuestro bufete de abogados de Tennessee ha ayudado a innumerables personas y familias que sufren lesiones graves o incluso la muerte a recibir la compensación que se merece. Consultamos a contadores expertos, analistas financieros y economistas para evaluar todos los costos asociados, incluidos el dolor y el sufrimiento, la pérdida de ingresos, los gastos médicos y todas las demás preocupaciones monetarias.

Busque ayuda de abogados de accidentes de colisión trasera en Nashville

En situaciones en las que no puede trabajar, nuestros abogados de Nashville pueden construir un caso sólido para la compensación de cada parte responsable de provocarle daños físicos, emocionales o a su propiedad que sean proporcionales a sus circumstancias. Incluso podemos contratar asesoramiento profesional y expertos en economía para presentar con toda precisión estos daños a un ajustador de seguros o un jurado en los tribunales.

Llame a nuestro bufete de abogados tan pronto como sea posible después de su accidente. Estamos aquí para brindar a nuestros clientes asesoramiento experto; trabajamos en equipo para usted y siempre estamos disponibles para responder sus preguntas. Nuestros abogados de lesiones personales en Tennessee se asegurarán de que usted no resuelva su caso por el mínimo que tal vez le ofrecieran las compañías de seguros, sino por la mejor compensación posible. Elija una firma de abogados que se preocupe por usted. Programe una cita con nosotros hoy.